Su vida depende de ti

Su vida depende de ti

Su vida depende de ti
“Su vida depende de ti” es una campaña de comunicación a favor de la conservación y uso sostenible de la arawana, una especie emblemática de la zona Trinacional y una importante fuente de ingresos para las comunidades locales. El objetivo de esta iniciativa es motivar acciones a favor de la conservación del recurso tanto en las autoridades relacionadas como en la población civil.

¿Qué es un arawana?

Arawana (Osteoglossum Bicirrosum)
Las arawanas son peces de gran tamaño presentes en la Amazonia colombiana y peruana. Tradicionalmente han sido utilizadas para la alimentación pero desde el siglo pasado se comercializan y exportan los alevinos por su gran belleza y colorido iridiscente. Se alimentan principalmente de otros peces, por lo tanto, como cualquier otro predador se encuentran en números reducidos en sus hábitats naturales. Prefieren las aguas negras de cochas y zonas inundables, aunque pueden encotrarse en la mayoría de los ríos amazónicos. Poseen una estrategia reproductiva muy particular que incluye el cuidado de las crías, dentro de la boca del padre. Por esta razón es frecuente que para obtener los alevinos se mate al padre, ejerciendo mayor influencia en la disminución de las poblaciones naturales.
¿Por qué hacer una campaña?
Arawana (Osteoglossum Bicirrosum)
Las arawanas se encuentran en peligro de extinción; están catalogadas como especie vulnerable (VU) en Colombia y por ser un recurso natural que no reconoce fronteras, su utilización en los diversos países de la región amazónica afecta las poblaciones de Perú y Colombia. Dado que Puerto Leguizamo es uno de los mayores centros urbanos en el medio río Putumayo, esto hace que se convierta en centro de comercialización tanto de productos como el pescado y los alevinos ornamentales de arawana. En Puerto Leguizamo hay vuelos diarios a la capital colombiana de donde se exportan los alevinos de arawana, es frecuente que pescadores de las orillas peruanas y colombianas del Putumayo vendan durante el mes de marzo grandes cantidades de estos peces, a comercializadores y acopiadores colombianos que llegan al pueblo con ese único fin.